Ser Judío en San Miguel de Allende, GTO, Mexico

 

San Miguel de Allende es una comunidad verdaderamente internacional con residentes procedentes de más de 60 países. Entre los muchos residentes de San Miguel se encuentra una pequeña pero creciente población Judía de México, Estados Unidos, Canadá y muchos otros países. Gracias al trabajo duro y el liderazgo innovador de un puñado de personas dedicadas en los últimos años, la comunidad Judía aquí es muy afortunada de tener un edificio para servir como centro comunitario, espacio educativo, centro social y santuario para servicios religiosos. Hay una organización tipo sombrilla dentro de la cual una variedad de otras organizaciones funcionan como una unidad cohesiva.

 

Al igual que la comunidad de San Miguel en general, la comunidad Judía aquí es muy diversa. Aunque muchas personas pueden pensar en el Judaísmo como una sola religión, en realidad es una identidad étnica para la mayoría y una serie de subgrupos religiosos en evolución que comparten una herencia común, pero diferentes orientaciones hacia los métodos de adoración y la adhesión a las prácticas y rituales tradicionales. En las ciudades más grandes las diversas denominaciones a menudo forman congregaciones separadas. Somos únicos en San Miguel por tener una sola comunidad dedicada a servir las necesidades y deseos de toda la comunidad Judía y ofrecer oportunidades espirituales que son atractivas para los miembros de cada una de las denominaciones descritas a continuación.

 

  • El Judaísmo ortodoxo sigue las enseñanzas tradicionales practicadas durante miles de años, se adhiere a un conjunto de leyes dietéticas que se denominan leyes kosher, y utiliza oraciones antiguas con frecuencia en el idioma hebreo.
  • El Judaísmo Reformista es la primera gran modernización de la religión, usa menos hebreo en la adoración y es menos rígido en cuanto a la adhesión a las leyes dietéticas ya otras prácticas tradicionales. Comenzó en la Alemania del final del siglo XIX y se desarrolló allí y en los Estados Unidos en el siglo XX. El Judaísmo Reformista tiene un fuerte enfoque en el sentido moral y ético de los textos tradicionales hebreos.
  • El Judaísmo Conservador comenzó poco después como una respuesta a una "liberalización" supuesta del Movimiento de la Reforma y como un esfuerzo para "conservar" los métodos tradicionales del culto Judío, pero de una manera algo más modernizada.
  • Durante los últimos 50 años han evolucionado dos denominaciones adicionales del Judaísmo, modernizando aún más las formas en que se interpretan y enseñan las lecciones de la Torá, la Biblia Hebrea o el Antiguo Testamento, así como los métodos cambiantes de adoración y uso de la lengua Hebrea. Se les conoce como Judaísmo Reconstruccionista y Renovación Judía.